fbpx

Packaging: diferenciarte es tu valor añadido

El packaging es el primer contacto entre el producto y el consumidor. Es importante lograr un diseño creativo que lo diferencie de la competencia y cumpla una serie de características.

El envoltorio de un producto tiene una gran importancia. Hoy en día vivimos en un entorno en continuo cambio, donde existen infinidad de productos que compiten entre sí. Es crucial conseguir diferenciarse del resto y llamar la atención del consumidor, para que finalmente se decanten por el producto.

El packaging tiene como finalidad, desde su origen, proteger el producto, almacenarlo, conservarlo en perfectas condiciones e incluso informar de las propiedades que posee el producto principal, entre otros aspectos. Es el instrumento del producto para la venta directa.

En la actualidad, el packaging además de ser el soporte exterior que contiene el producto, es el contacto directo entre producto-consumidor. Es un factor fundamental que transmite la imagen de la empresa. Debemos cuidar su diseño y ser capaces de lograr un packaging creativo.

Existen estudios que afirman que, en multitud de ocasiones, el consumidor recuerda más un packaging por su color o forma que por la marca que representa. Esta es la razón por la cual resulta imprescindible tener en cuenta dichos factores. Para lograr llamar la atención del consumidor e intentar ser recordado debemos jugar con el packaging.

Un buen packaging debe generar valor añadido al producto y también emotividad psicológica en el receptor mediante la combinación de elementos visuales. De esta forma es más fácil alcanzar el objetivo de venta.

Las funciones y características que debe incluir un buen packaging son las siguientes:

Ser atractivo y original.

Esto permitirá diferenciar el producto de otros de la competencia y, para ello, es imprescindible cuidar cualquier detalle en su diseño y usabilidad.

Debe ser práctico.

Es imprescindible que cumpla las condiciones básicas del producto, además de ir en concordancia con la imagen de la marca.

Ser recordado y recomendado.

Es decir, además de llamar la atención del consumidor y testar que es práctico, es necesario que sea lo suficientemente bueno como para que el consumidor perciba que es un producto adecuado y sea capaz de recordarlo y a su vez recomendarlo. Esto nos lleva a la siguiente característica, la diferenciación.

Debe diferenciarse e identificarse

En un mercado donde se venden multitud de productos es imprescindible conseguir distinguirse del resto de competidores, sin olvidar que los consumidores deben conseguir asociar con facilidad el envase con su contenido.

Debe ser fácil de almacenar y distribuir

No se puede dejar de lado la importancia que tiene su almacenaje y distribución, por ello, debe ser capaz de aprovechar al máximo el espacio del que se dispone para dichas tareas.

Respetuoso con el medio ambiente

El factor medioambiental cobra cada vez más importancia de forma global, por ello, es aconsejable también tener en cuenta el material del que se compone el packaging.

El packaging es la carta de presentación para el potencial comprador, por ello, hay que asegurar un diseño atractivo que lo diferencie del resto de competidores consiguiendo transmitir la imagen de marca. En FISHER somos expertos en creatividad y diseño, por ello, si estás pensando en cómo puede ser un buen packaging no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿ESTÁS INTERESADO?

Pídenos presupuesto

Sin ningún compromiso, nosotros te llamamos y te lo enviamos en menos de una hora.

    No hay comentarios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comienza a escribir y pulsa Enter para buscar.

    Shopping Cart

    Subvenciones TIC

    Extremadura 2019

    Abrir chat